ACEPTAR LAS CRÍTICAS

ACEPTAR LAS CRÍTICAS

En ocasiones resulta difícil aceptar consejos o críticas de compañer@s, familiares y/ amig@s . Nos cuesta aceptar que hay cosas que no hacemos bien, o que a los demás no les parece que estén bien hechas…Pero las críticas constructivas realizadas por personas cercanas a nosotr@s que nos aprecian o que apoyan nuestra mejora personal, laboral o social, pueden resultar muy beneficiosas para nuestro enriquecimiento y crecimiento personal.

Para realizar una buena valoración de la crítica, hay tener en cuenta algunos puntos importantes:

Valorar la fuente. Para saber si debemos darle importancia a la crítica que estamos recibiendo hemos de tener en cuenta, quién es la persona que la realiza, esto es, si viene de alguien que es un@ competid@r laboral, académico o social, es mejor obviar lo escuchado y continuar haciendo autoevaluación. Si proviene de alguien que sabemos que quiere o necesita nuestra mejora, nos sentamos a escuchar sin escudo, en este caso, no será necesario defendernos de nada…

Distingue la crítica constructiva de la crítica real. La crítica constructiva es cuando alguien te enumera algunas áreas en las que puedes trabajar para mejorar tu rendimiento, y se ofrece a ayudarte o darte herramientas para que lo pongas en marcha. La crítica negativa es cuando alguien te dice tus faltas con el fin de hacerte sentir mal o sentirse mejor ell@s. Te informará de tus fallos de manera malintencionada, en ocasiones de mala forma, en otras, camuflada bajo “piel de cordero”

Escucha con atención la crítica constructiva. Puede ser algo muy natural para ti cerrarte mentalmente cuando alguien comienza a hablar acerca de tus defectos, pero es importante mantener la mente abiert@ a lo que te dicen. Muchas veces, si escuchas la crítica y la tomas en serio, puedes aprender acerca de tus puntos débiles e incluso la forma para mejorarlos. Escuchar la crítica constructiva es un paso importante para mejorar tu desempeño.

Analiza las críticas. ¿Es algo que ya hayas escuchado antes? ¿Ya sabías que este era uno de tus puntos débiles? Pregúntales a los demás que son importantes para ti qué piensan y si están de acuerdo en que es importante modificar esos aspectos en tí. ¿Ell@s también se han dado cuenta que necesitas ayuda en esa área?

Trabaja en el área que te han criticado. No vas a mejorar de la noche a la mañana en lo que sea que estés fallando. Tiene que estar decidido para que lo puedas lograr; este es el punto principal de la crítica constructiva. Trabaja duro en tus fallos para incrementar tu nivel.

Mantén la cabeza erguida. Recuerda que tienes talento y que puedes mejorar. No te desanimes: fallar es parte fundamental del proceso de aprendizaje. Lo importante es superar esas faltas para mejorar en el área que sea necesaria