ASESINOS EN SERIE ¿NACEN O SE HACEN?

 

Las ciencias del comportamiento humano han intentado internarse en la mente de los asesinos en serie para poder comprender por que llevan a cabo estas conductas, pero los resultados aportados por la psiquiatría y la psicología han sido hasta ahora solo parciales, dado que el asesino actúa movido por diversos factores (familiares, educacionales, sociales, genéticos).Los factores genéticos y químicos, que se observan alterados casi siempre en el asesino en serie, son el producto de la herencia recibida, por lo que existe un cierto determinismo biológico, estando marcados en muchos casos ya desde el nacimiento “asesino nato”. Hay otros factores no biológicos, sino adquiridos, capaces de alterar la mente del asesino en el transcurso de su biografía, es decir, quien nació con esta predisposición biológica a matar, si su familia, su vida (sobre todo durante la infancia), o si sus experiencias biográficas o sexuales han sido desfavorables o con unas características determinadas, es posible que este individuo acabe volviéndose un peligroso criminal.

En resumen, el asesino en serie nace con una disposición especial y si su ambiente es nocivo, puede acabar matando reiteradamente.

El asesino en serie, por tanto, es el criminal menos libre de todos los asesinos, porque es aquel con mayor carga biológica y genética, lo que diferencia del resto de los criminales, cuyas acciones antijurídicas, casi siempre  no son mas que las consecuencias de las situaciones de pobreza, marginación y falta de oportunidades sociales. De este modo, al ser el asesino en serie el más condicionado biológicamente de todos los criminales, el nivel social o económico en el que nace no influye prácticamente en nada, puesto que este tipo de criminales se reclutan entre todo tipo de extractos sociales y económicos.

El asesino en serie, tiene alteraciones o lesiones en el cerebro que le ocasionan un fallo en el control de la agresividad, de la sexualidad y de los sentimientos de ternura hacia los demás. No tienen control sobre los dictados de la herencia genética por su funcionamiento cerebral anómalo.

Desde la Psicología se intenta estudiar y analizar perfiles criminales, para ayudar en la prevención o detección de estas personalidades.