CONEXIÓN MENTE CUERPO

El Cuerpo refleja nuestras emociones.  El gran impacto que tienen los pensamientos en nuestro cuerpo y nuestra salud es evidente.

La conexión cuerpo-mente es mucho más fuerte de lo que pensamos, pues nuestros pensamientos y emociones son determinantes a la hora de estimular la producción de ciertas sustancias que influyen en nuestra salud física y emocional.

El cuerpo responde a la manera en la que pensamos, sentimos y actuamos.   Conexión mente y cuerpo. Cuando estamos estresados, ansiosos o enfadados, nuestro cuerpo trata de decirnos que algo no anda bien. Por ejemplo, la presión arterial elevada o una úlcera estomacal podría desarrollarse después de un evento particularmente estresante, tal como la muerte de un ser querido.La persona se constituye en cuerpo (físico) y mente (raciocinio y emociones), ambos son necesarios para el buen funcionamiento del organismo  Los siguientes síntomas pueden ser evidencia de que nuestra salud emocional está desequilibrada:

  • Dolor de espalda
  • Dolor en el pecho
  • Estreñimiento o diarrea
  • Resequedad en la boca
  • Cansancio excesivo
  • Malestares y dolores generalizados
  • Dolores de cabeza
  • Presión arterial (sanguínea) elevada
  • Insomnio (dificultad para dormir)
  • Mareos
  • Palpitaciones, es decir, una sensación de que su corazón late aceleradamente
  • Problemas sexuales
  • Sensación de “falta de aire”
  • Tensión en el cuello
  • Sudores
  • Malestar estomacal
  • Subir o bajar de peso
  • Cambio de apetito

Es importante atender la carencia física que está sufriendo un determinado órgano y las necesidades emocionales, para combatir dicha dolencia.

LA PREVENCIÓN es la clave.
Cuando aprendamos a cuidarnos física y emocionalmente evitaremos la aparición de muchas alteraciones psicofisiológicas o las combatiremos con mayor efectividad en caso de que se nos presenten.