DEPRESIÓN INFANTIL ¿PSICOTERAPIA O MEDICACIÓN?

La depresión y la tristeza pueden confundirse en el caso de los niños. Una adecuada evaluación psicológica o psiquiátrica es fundamental para distinguirla. Entre los síntomas mas destacados se encuentran, la pérdida del interés o de la capacidad de disfrutar; pérdida de reactividad emocional a acontecimientos y circunstancias ambientales placenteras; pérdida marcada de apetito; de peso, y lo mas significativo es la alteración del comportamiento, es decir, se evidencian conductas disruptivas que interfieren en su vida social, escolar, familiar…, manteniéndose al menos durante tres meses.

La tristeza puede ser un estado mas transitorio y puntual, no afectando a todos los ámbitos del niño y de corta duración.

La terapia cognitiva-conductual, con la activación conductual, y la terapia interpersonal son las de mayor evidencia científica y  las terapias de elección mas efectivas en la depresión infanto-juvenil, y en los casos mas resistentes y crónicos, combinarla con psicofármacos, siendo la fluoxetina (inhibidor en la recaptación de la serotonina ISRS) el mas eficiente.  En relación a la medicación, esta no debe durar mas de dos años y ha de evitarse en menores de siete años. La medicación no debe sustituir a la psicoterapia, en cualquier caso han de combinarse, y administrar fármacos solo y exclusivamente en los casos mas graves.

Artículo completo en el enlace:

http://elpais.com/elpais/2016/03/21/actualidad/1458571404_032119.html