EL PAPEL DE LAS REDES SOCIALES EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

La Asociación Americana de Psicología (APA-American Psychological Association)  analiza los pros y los contras de las redes sociales y establece una serie de recomendaciones a la hora de divulgar información privada en las mismas, principalmente, cuando se ha iniciado la búsqueda de empleo. Considerando que los datos de la Web de empleo online CareerBuilder.com, reflejan que hasta el 70% de los empleadores suelen mirar en las redes sociales los perfiles de los candidatos para un trabajo. Un tanto por ciento elevado busca información que  respalde el perfil profesional del candidato y para conocer lo que otras personas publican sobre el candidato/a. Utilizan los motores de búsqueda como Google, Yahoo y/o Bing para hacer su investigación. Por eso, es importante tener en cuenta lo que se publica en las redes.

La APA ofrece los siguientes consejos de lo que “no debería hacerse a través de las redes” :

  • No se queje de su trabajo o de sus compañeros de trabajo.

  • No publique durante las horas de trabajo.

  • No se burle de tu jefe o de su equipo, ni de sus clientes.

  • No se burle de un trabajo o de una oferta de empleo.

  • Si es el administrador o administradora de las redes sociales de su empresa, tenga MUCHO cuidado de no publicar por error en dicha página pensando que es la suya personal.

  • Tenga cuidado al publicar sus inclinaciones políticas en redes sociales.

  • No asuma que sus páginas sociales son claras y profesionales.

  • Nunca mienta en las redes sociales (especialmente en LinkedIn).

  • No borre todo de golpe porque se haya asustado.

En contraposición, también se puede utilizar las redes sociales para impresionar a los empleadores en las distintas redes, Linkedin, Facebook; Twitter, Instagram, Google, Leer mas en:

http://www.cop.es/t/trackit.php?page=http://www.infocop.es/view_article.asp?id=7839&cat=54

Por tanto, teniendo en cuenta estas recomendaciones, se pueden aprovechar las redes sociales en la búsqueda de empleo, si se utilizan de un modo sensato.

Fuente: American Psychological Association