La asertividad nunca está de más

La asertividad es un estilo de comunicación clave por muchos aspectos. Ser asertivo significa que expresas tu opinión correctamente y defiendes tu punto de vista, mientras también respetas los derechos de los demás. Por tanto, es necesario para comunicarse de manera eficiente con otros individuos, pero también para nuestro propio bienestar emocional.

Nos beneficia porque puede aumentar nuestra autoestima, hacer que nos ganemos el respeto de otras personas e incluso puede ayudarnos a prevenir y reducir el estrés. Por suerte, se puede aprender a ser asertivo y, por ello, en el artículo de hoy te explicamos qué caracteriza a las personas asertivas.

Asertividad: 3 áreas principales

Y es que no todo el mundo se comunica de manera asertiva, lo que nos puede llevar a conflictos interpersonales que, en muchas ocasiones, podrían evitarse. La asertividad, además, es una actitud que se manifiesta en cómo nos autoafirmamos y en cómo defendemos nuestros derechos, es decir, en la expresión de nuestros sentimientos, necesidades, preferencias y opiniones. Siempre teniendo en cuenta la opinión de la otra persona, respetándola y valorándo.

n resumen, son tres los pilares básicos de la asertividad: la autoafirmación, la expresión de sentimientos positivos (elogios, agrado, etc.) y la expresión de sentimientos negativos (manifestación de disconformidad o desagrado) de manera adecuada y respetuosa. ¿Qué caracteriza a las personas asertivas? Los siguientes 10 rasgos son característicos de las personas asertivas. ¿Te atreves a conocerlos?

1. Tienen confianza en sí mismos y

https://psicologiaymente.net/personalidad/personas-asertivas-caracteristicas