LA UTOPICA FELICIDAD

Se considera a la felicidad algo material con lo que se comercia. Ejemplos como si quieres ser feliz, compra esta casa, vete de vacaciones a una magnifica playa, consigue este peso, no te enfades …Estamos inundados de constantes anuncios e imágenes de personas sonrientes comiendo, saltando,  imágenes bucólicas, arco iris de colores…Nos invaden desde los cinco sentidos, quien se puede resistir?

Muchos son los que escriben sobre la búsqueda de la felicidad, guías de autoayuda, que si cumples con cada paso, se da por seguro que la conseguirás. La felicidad considerada como algo obligatorio que se ha de conseguir y quien no se sienta feliz, ha de sentirse desdichada, avergonzada  y culpable por no sentirse bien. Si muchas personas son felices, así nos lo hace ver el facebook, yo también tengo que conseguir ser feliz. Nos empeñamos a pesar de saber y comprobar que no es posible sentirse feliz todo el tiempo, ya que este estado eternamente sería desadaptativo, Que pasa con el resto de las emociones? La tristeza, el enfado, el miedo…emociones tan necesarias que nos alertan y ayudan a adaptarnos a nuestro entorno, forman parte de la vida misma. Que pasaría si no sintiéramos miedo en el caso de que un león se nos acercara en actitud de ataque? El miedo nos alerta del peligro y nos moviliza a una situación de protección…Si recuerdan la película “De revés” en la que ponen de manifiesto la necesidad de aceptar y no luchar por evitar determinadas emociones, que nos han vendido como negativas, tales como la tristeza, el enfado…En definitiva nuestras emociones son adaptativas, cuando se ajustan al contexto y no son de una intensidad y duración que perturbe nuestra vida hasta llegar a convertirse en patológicas y desadaptativas, puedo sentir tristeza por el fallecimiento de un ser querido pero si esta tristeza se prolonga en el tiempo y es tan intensa que perturba mi vida ya no es adaptativa y se convierte en patológica.

Por ello, el empeño incansable en la búsqueda de la felicidad puede tener el efecto contrario,  es mejor ocuparse de cambiar lo que podamos y dejar estar o aceptar lo que no. La aceptación o el cambio de lo posible o de lo que decidamos, nos llevará a estados y momentos de felicidad.

 

 

emociones,