PROMOVER EL SENTIMIENTO DE LA NO VIOLENCIA EN NUESTR@S MENORES

¿Cómo puedo erradicar la violencia en casa  y fomentar un crecimiento emocional positivo? Much@s padres y madres reflexionamos sobre estas preguntas en un mundo influenciado por la violencia machista, violencia en el hogar, violencia en las aulas, en la política, en la televisión, en los videojuegos…etc.

Mi respuesta???? EL TRABAJO EN FAMILIA ES ESENCIAL.

La familia es la semilla que hemos de cultivar, es donde podemos empezar a inculcar valores como la no violencia y la comunicación sana y abierta a nuestr@s hij@s.

Establecer reglas de respeto en casa

La familia es el núcleo social base de toda sociedad, y ¿qué es una sociedad sin normas? Es aconsejable escribirlas en un cartel grande de forma que todos los integrantes de la familia estén familiarizados con las pautas a seguir y las consecuencias que conllevaría no cumplirlas. Es importante prohibir decisivamente el uso de insultos, golpes o amenazas entre los miembros de tu familia.

Fomentar la comunicación asertiva

La comunicación asertiva es la habilidad de expresar ideas positivas y negativas y los sentimientos de una manera abierta, honesta y directa. La comunicación abierta y asertiva no sólo previene situaciones adversas, también brinda el espacio para resolver conflictos sin llegar a la violencia.

Evita castigar o regañar de forma impulsiva o dominad@ por la rabia o el enfado, procurando que la reprimenda sea proporcional al acto cometido. El menor debe aprender que a toda acción negativa hay una reacción directamente proporcional, ya sea en casa o en sociedad.

Espacio

Es vital convivir y compartir ocio sano. Compartir actividades colaborativas en lugar de competitivas, integrarse y conocer los gustos l@s un@s de l@s otr@s y aprender a disfrutarlos en equipo. Dedica un momento al día en que esto suceda. Organiza tus horarios, aunque sean 5 minutos. Vale más la calidad que la cantidad.

Aceptar los errores y defectos

Nadie es perfecto, nadie nace sabiendo. No debemos condenar los errores, sino aprovecharlos para que ell@s y también nosotr@s aprendamos. Dentro de la familia se debe establecer una rutina para aprender a pedir perdón y también para ser comprensivos con las equivocaciones de l@s demás y saber perdonar

Sé el ejemplo, fomenta en tus hijos la generosidad y la tolerancia con l@s demás, permitiéndoles aprender a crecer por medio de la equivocación. Enséñales a no tropezar con la misma piedra.

Promover los valores

La familia es sin duda el núcleo ideal para promover los valores desde temprana edad y proyectar en cada uno de sus integrantes un modo de vida que sea saludable y transmisible entre los individuos que la componen así como en la sociedad. Los valores son observables a medida que cada integrante responsablemente asume el rol que le corresponde desempeñar, procurando el bienestar y desarrollo integral de los otros miembros.

Fomentar los derechos

Tus hij@s deben conocer sus derechos y saber que merecen respeto, nunca deben tolerar la violencia sin denunciarla. Enséñales a cuidarse y a protegerse del abuso siendo asertiv@s en sus relaciones personales. Estudia junto a ell@s la importancia de cada uno de sus derechos y obligaciones. La familia es es la base de la práctica de relaciones sanas, y donde tu ejemplo es sustancial para que asimilen su valor.

Controlar la violencia ambiental

La violencia entra en casa con tu permiso. Analiza qué están promoviendo los medios de comunicación a los que tus hij@s tienen acceso. No permitas que la cotidianidad y la cultura visual determinen el desarrollo de sistema de valores y la formación del comportamiento de ell@s. No permitas que los medios sean los responsables de educarles.

Denunciar la violencia

Una vez estén establecidas las reglas y hayamos enseñado a l@s niñ@s a hacer valer sus derechos, es hora de señalar los actos y actitudes violentas, y reprobarlos públicamente. Promueve en tus hij@s a denunciar la violencia, la confianza que ell@s depositan en ti es esencial para que tú les ayudes a detectar cuando su integridad está en riesgo.