Relaciones padres-adolescentes

La relación entre adolescentes y sus padres suele ser conflictiva. La mayoría de los padres se quejan de que sus hijos adolescentes no los escuchan, no les hacen caso, cambian continuamente de humor, nunca saben lo que quieren o no tienen disciplina. Muchos padres no saben qué hacer. Y, mientras tanto, la vida familiar se va convirtiendo en un pequeño infierno con pequeños oasis periódicos de normalidad…

Encontramos unos pasos que pueden mejorar la relación con ellos:

  •  Pasa más tiempo con tu hijo, aunque sea mayor, aún te necesita y agradece que lo felicites cuando hace algo bien. Busca momentos de calidad, relajados.
  • Ten claro que eres su madre o su padre, no un amigo. Necesitan tu apoyo, pero también normas y disciplina.
  • No tomes lo que haga como algo personal, necesita cuestionar tu autoridad, es una característica de su rebeldía.
  • Habla con él de las cosas que le interesan.
  • Infórmale de tus preocupaciones, no se trata de cargarlo con ellas, pero aprenderá a madurar.
  • Introduce algunas pequeñas modificaciones en tu lenguaje, menos frases que comiencen con un “no” y más con un ” me gustaría que” o “estaría bien que”.

Sobre todo, mantén la calma y ten paciencia… esto también pasará.