Técnica del Reencuadre

Podemos reencuadrar los problemas para convertirlos en oportunidades. Se pueden salir de los problemas cuando logramos distanciarnos emocionalmente de ellos y los analicemos desde otra perspectiva, cambiando su significado,  se modifican las emociones y conductas que lleva asociadas.  Cambio de perspectiva El cuento del burrito  es un ejemplo.

Un día el burro de un campesino cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente durante horas, mientras el campesino trataba de averiguar qué podía hacer.

Finalmente, el campesino pensó que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas, por lo que realmente no valía la pena sacar al burro. Entonces invitó a sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Todos tomaron palas y empezaron a tirar tierra para cubrir el pozo.

El burro, en el fondo del hoyo se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró aún mas desconsolado. Pero poco después, para sorpresa de todos se tranquilizó.

Después de unas cuantas paletadas de tierra, el campesino finalmente miró al fondo y se sorprendió de lo que veía; con cada paletada de tierra, el burro hacía algo sorprendente, se sacudía y daba un paso hacia arriba. Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, el se sacudía y daba un paso hacia arriba.

Pronto todos vieron sorprendidos como el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando…”

MORALEJA: No seamos como los campesinos que tiraban paletadas de tierra; pero seamos como el burro, que las aprovecha para salir del pozo”.

UNA SITUACIÓN ADVERSA PUEDE CONVERTIRSE EN UNA EXPERIENCIA POSITIVA