TRASTORNO ADICTIVO A VIDEOJUEGOS

El uso descontrolado de los juegos digitales o videojuegos,  ya sea con conexión a Internet o sin ella,  por las nefastas consecuencias que ocasiona en la conducta y mas concretamente en la salud mental de la persona adicta a ellos, está siendo considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un nuevo trastorno mental a incluir en el CIE-11 (Clasificación Internacional de Enfermedades); dentro del epígrafe de “trastornos debidos a comportamientos adictivos”.

Los indicadores para esta nueva categoría diagnóstica se caracterizan por un patrón de comportamiento de juego “continuo o recurrente” vinculado a tres condiciones negativas provocadas por el mal uso de los juegos digitales: 1) la falta de control de la conducta de juego en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en que se juega; 2) el aumento de la prioridad que se otorga a los juegos frente a otros intereses vitales y actividades diarias; 3) el mantenimiento o escalada de la conducta a pesar de tener conciencia de las consecuencias negativas.

Para considerar la conducta de jugar a videojuegos como un trastorno, se ha de determinar si  el patrón de comportamiento es tan grave como para causar un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes. Y la sintomatología debe darse al menos durante 12 meses.

Hasta mayo de este año no se tendrá la versión definitiva del CIE-11

El artículo completo en: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=7241&cat=47