¡¡Yo tenía razón, es mejor dormir desnudos!!

Algunos días de este verano, España entera se ha derretido. Las altas temperaturas que ha traído la primera ola de calor de 2015 causaron estragos en muchos dormitorios, convirtiendo el hecho de dormir en una misión imposible. Ahora que el calor nos da un respiro, le animamos a no recuperar el pijama o camisón, porque meterse en la cama como su madre le trajo al mundo supone un sinfín de beneficios para la salud (y no solo sexual).

Expertos en diferentes áreas coinciden, desde la perspectiva de su disciplina, en afirmar que dormir en cueros es la mejor elección. Aquí tiene seis razones para dejar que las sábanas acaricien su piel desnuda.

 

  1. Facilita un sueño reparador, influyendo en su memoria o belleza

Los expertos recomiendan aceptar nuestro cuerpo desnudo. ¿Cuál fue la última vez que se contempló sin ropa?

A priori, decir que dormir desnudo hace que la temperatura de nuestro cuerpo disminuya, parece una verdad de Perogrullo. Y es que, es evidente, si nos acostamos sin ropa, estaremos más fresquitos. Sin embargo, quizá no haya tenido en cuenta que esos grados de menos son el desencadenante de una serie de efectos positivos sobre nuestra salud. Para dormir bien, la temperatura de la habitación debe moverse entre los 18 ºC y 20 ºC, según la Asociación Española del Sueño. Y las consecuencias de no hacerlo de un modo reparador van de una imagen física en deterioro, según British Medical Journal, a la incapacidad para tomar decisiones, según Journal of Sleep Research. Ocho horas diarias de descanso también nos protegen de sufrir enfermedades cardiovasculares (según European Heart Journal),mejoran la memoria y el rendimiento académico (Universidad de California) y reduce el número de resfriados que padecemos a lo largo del año (Carnegie Mellon University). La temperatura de la habitación, obviamente, no es la del cuerpo, pero conseguir que baje unos grados quitando la ropa, aunque solo sea medio, compensará, en parte, el calentamiento de la estancia, según el Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles, que estos días anda aún muy lejos de los 20 ºC recomendados.

  1. Refuerza la autoestima

¿Cuántas veces se ha contemplado sin ropa este mes? ¿Veinte? ¿Cinco? ¿O tal vez ni se acuerda de cuándo fue la última vez que se miró desnudo? Si es así, sería interesante que lo hiciera. Y un buen momento para ello es antes de irse a la cama. “Dormir desnudos puede ser una buena técnica para aprender a sentirnos cómodos con nosotros mismos”, asegura la psicóloga clínica y codirectora de Institut de Sexologia de Barcelona, Carme Sánchez: “Una persona que duerme desnuda tiene una mejor aceptación de su cuerpo porque no le importa exhibirlo en la intimidad ante su pareja o incluso ante sí misma”.

  1. Mejora la vida sexual

Si además de dormir desnudo, lo hacemos en pareja, “las probabilidades de que los roces y las caricias casuales se tornen en sensuales son bastante altas”, opina

Favorece la pérdida de peso y otras más…

http://elpais.com/elpais/2015/08/12/buenavida/1439380624_843497.html