ARTETERAPIA-GESTALT: COMPRENDE TUS EMOCIONES A TRAVÉS DEL DIÁLOGO, EL COLOR Y LA FORMA

El Arteterapia-Gestalt es una terapia que combina dos enfoques terapéuticos que son:

  • ARTETERAPIA, la cual emplea herramientas artísticas (dibujo, realización de figuras con plastilina, lenguaje corporal…) para facilitar el contacto con nuestro inconsciente (emociones, pensamientos o asuntos pendientes que nos mantienen en lucha con nosotros mismos).

Respecto a las creaciones artísticas en Arteterapia, se considera que lo más importante no es su calidad, sino qué sentimos al realizarlas y qué significan para nosotros. Por lo que no es necesario saber dibujar, ni ser artista para disfrutar de esta terapia.

  • TERAPIA GESTALT, la cual enfoca el trabajo en poner conciencia en qué vivimos en el presente, dándole importancia a cómo nos relacionamos con lo que nos rodea, con los demás y con nosotros. El fin es que tomemos conciencia de nosotros mismos sobre cómo nos sentimos y pensamos, cómo actuamos, qué es lo que queremos y qué es lo que realmente hacemos.

El Arteterapia-Gestalt emplea técnicas de estas dos vertientes, creando un nuevo enfoque terapéutico desde el que se defiende que todas las emociones tienen algo que decir y el poder escucharlas nos permite comprender mejor su función: la ira puede salir para decirnos que necesitamos poner más límites a los demás y no dejarnos invadir; el miedo, para hacernos conscientes de si contamos con los recursos necesarios antes de emprender una acción, etc.

Esta terapia resulta muy efectiva para resolver asuntos inconclusos, los cuales nos debilitan: lo que nos quedó por decir a alguien; lo que no nos atrevemos a escuchar de una emoción o interpretamos erróneamente de ella… Todo este tipo de dificultades pueden originarnos divisiones internas, llevándonos a vivir en conflicto con nosotros mismos, sin llegar a entender nuestros pensamientos, sentimientos o conductas y, por tanto, sufriendo.

Cómo es una sesión:

Dependiendo de nuestra necesidad en ese momento, se trabajará con herramientas artísticas o directamente a través del diálogo. Podemos, por ejemplo, no sólo compartir que sentimos ira, sino que, a través del dibujo u otra herramienta artística, le damos una forma a nuestra emoción, favoreciendo el contacto con ella y con lo que mantenemos en el inconsciente: lo que evitamos, negamos o no vemos en nosotros.

En el caso de recurrir directamente a la palabra, podemos emplear otro tipo de técnicas gestálticas como la “silla vacía”, con la que se facilita la identificación de conflictos internos, favoreciendo con ello una mayor autoaceptación, lo que reduce nuestra lucha interna y nos aporta serenidad al comprender mejor lo que realmente necesitamos en el momento presente, permitiéndonos también ganar confianza en nuestros propios recursos.

Qué nos aporta esta terapia:

El Arteterapia-Gestalt permite que nos veamos interiormente desde distintos ángulos, lo que nos hace tener una visión más completa de nosotros y ser más eficientes, pues nos facilita:

  • Una mejor gestión emocional.
  • Una mejor autoestima.
  • Una mayor aceptación de nosotros.
  • Un mayor crecimiento personal.
  • La identificación de nuestros recursos personales.
  • Una mayor claridad y flexibilidad mental.
  • Una mayor efectividad afrontando decisiones o situaciones temidas.
  • Una mayor responsabilidad con nosotros.
  • La identificación de falsas creencias que nos condicionan la vida.
  • Un mayor autocuidado.
  • Un mayor bienestar.

Por todos estos motivos, el Arteterapia-Gestalt es realmente efectiva cuando lo que se busca es un cambio en nuestra situación personal presente, la cual nos hace sufrir o, al menos, no es lo satisfactoria que nos gustaría. En estas situaciones, esta terapia nos ayuda a aceptarnos, que no a resignarnos, siendo este el primer paso para evolucionar.

Decía el psicólogo humanista Carl Rogers que “la verdadera felicidad está en aceptarse uno mismo y entrar en contacto con uno mismo”. Aprovechemos pues todos los recursos y oportunidades que nos ofrece el Arteterapia-Gestalt para conocernos, facilitarnos el camino y avanzar de forma más plena en nuestra vida.