El cannabis considerado de bajo riesgo por los jóvenes

El cannabis es considerada la droga ilegal más consumida  y con menor percepción de riesgo entre los jóvenes. Pese a la información existente y la evidencia actual en torno a sus efectos perniciosos, los jóvenes tienen una baja percepción del riesgo asociado a esta droga. De hecho, aún persiste la consideración de que el tabaco es más peligroso que el cannabis.

En relación con las nuevas sustancias psicoactivas, en términos generales, sus prevalencias de consumo son más bajas que las de las drogas “clásicas”. No obstante, su popularidad y accesibilidad ha aumentado en los últimos años -sobre todo a través de Internet-, tanto en España como en Europa y en el resto del mundo.

En cuanto al modo de prevención, los ciudadanos consideran que las medidas de mayor eficacia para prevenir el consumo de sustancias son las formativas (90%), las de tratamiento (83%), el control policial (81%) y la restricción legal (77%). Entre las medidas menos populares se encuentran la legalización de las drogas (el 20% considera que es una medida eficaz) y la legalización del cannabis (33%).

Se constata un patrón de policonsumo de drogas firmemente establecido. El peso del cannabis es cada vez mayor, tanto en las urgencias hospitalarias como en el conjunto de las admisiones (es la segunda droga en el total de admisiones a tratamiento) y en las primeras admisiones (desde 2012 el cannabis se sitúa como la droga que ocasiona más admisiones a tratamiento por primera vez). Tal y como muestran los datos procedentes del resto de indicadores y de las encuestas nacionales, el cannabis ocupa una parcela importante en el ámbito de los consumos de drogas en España y su presencia se ha consolidado en los últimos años.

Las admisiones a tratamiento por hipnosedantes (tranquilizantes, sedantes o somníferos) muestran una tendencia claramente ascendente. En este caso, el porcentaje de mujeres en las admisiones a tratamiento es mucho más elevado que en el resto de sustancias, superando el 38,2% del total de admisiones.

La cocaína se mantiene como la droga asociada con el mayor número de episodios de urgencias, seguida del alcohol. Debe tenerse en cuenta que el alcohol se registra, únicamente, cuando se presenta junto con otra droga, por lo que las cifras registradas para los episodios vinculados con el consumo de alcohol representan datos parciales del impacto de su consumo en los servicios de urgencias.

Mas información: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=6682